Colorización de fotografías

El proceso de colorear fotos hechas en blanco y negro a veces nos puede resultar frustrante los resultados. Hoy hay plugins para Photoshop o Gimp u otras herramienta que automatizan ese proceso, pero con resultados poco satisfactorios, a mi entender. Yo, bien por ser clásico o por bohemio sigo usando las técnicas de antes, es decir: hecho a mano.
Recuerdo de adolescente que coloreé una foto en blanco y negro con pinturas de lapiceros a color y francamente, el resultado aún lo conservo hoy en día. Me gusta ese color apagado que da el efecto de colorear.
Podemos desear que el resultado sea tan brillante como una foto a color, tal como sacan las máquinas de hoy en día, pero te aseguro que si esperas eso de la colorización de fotografías, vete olvidando de colorear. Saca fotos en color.
No pretendo ir de maestro, ni mucho menos, pues mucho me queda por aprender. Aprender siendo autodidacta, investigando por mis propios medios las mejores técnicas. Así que, si buscas un tutorial fácil, este no es tu artículo. Pero si lo que buscas es cómo a partir de la nada podemos colorear libremente dejando a nuestro “yo creador” trabajar y crear una bonita foto coloreada, aguántame un poco más y sigue leyéndome porque compartiré lo que se con grandes esbozos. Tú, tu mismo serás luego quién se encargue de crear arte, desde las sombras grises ¿Preparados? Vamos allá…

Foto OriginalFoto Original (manchas, ralladuras, etc)

Lo primero evidentemente será hacernos con la foto antigua en blanco y negro y limpiarla. Para limpiar bien se puede hacer por procesos químicos o con agua templada si es un negativo. Escaneamos el negativo o positivo en una resolución no menor a 330 dpi. Cuando uses tu Photoshop o Gimp, verás las imperfecciones típicas de las fotos con ya unos años en su haber. Ahora empieza el verdadero trabajo, vamos allá.
Primero y en blanco y negro, la limpieza de la foto: ralladuras, motas de polvo, emulsión deteriorada, zonas borrosas y demás desastres de las viejas fotos o negativos mal archivados. Para ello ve a este otro artículo donde explico mi particular técnica además de paciencia.
Una vez limpia la imagen digitalmente procederemos a crear colores: qué y cómo los aplicaremos. Vamos a trabajar con capas, yo trabajo una capa por elemento a colorear: piel, vegetación baja, árboles, tierra, piedra, ropa, etc. Acabaremos con multitud de capas, un caos al principio pero ese “caos” nos dará el control.
¿Control? Sí, porque no todos los colores e intensidades nos quedarán bien, lo cual puede echar por tierra todo nuestro trabajo. Controlemos la situación con esas capas que hemos creado.
Por ejemplo empezamos por la piel. Buscaremos el tono de piel que tiene la persona de la foto, aumentamos con zoom un 200% por lo menos y con el pincel  en “modo color” (mira las opciones de pincel en Photoshop/Gimp) pintaremos la cara, manos, etc. ¡Pero qué horror! Me dirás. Has tapado por completo la cara de tu abuela, con un color carne a modo de mancha. Nada, tú tranquilo. Que no cunda el nerviosismo. Baja la opacidad o relleno de la capa a un 30% por ejemplo. Serás tú y solo tú quién sepa que porcentaje real habrás de bajar. ¿Y ahora, qué? Mejor.

modocolorHas click para verlo más grande

colorear1

No me digas que te olvidaste de dejar sin pintar los labios, los ojos… Hay remedio, toma la herramienta de borrar y borra de esa capa esos elementos. te quedarán en blanco y negro. ¿Que sensación te da eso?
Para el pelo usaremos el pincel en “modo de iluminación” (esas opciones las tienes dentro de pincel, tanto en Gimp como en Photoshop), así que manos a la obra y zoom y a pintar con pulso.

colorear2

Esto como  ves no es difícil una vez que controles, los pinceles y las capas, mi consejo: practica, practica y practica. Da a conocer tus trabajos y encaja bien las críticas, son constructivas.
Bueno, hasta aquí lo que considero la base principal. Ya te dije que esto no iba a ser un tutorial, pero sí enseñarte el camino y dejarte a ti amigo, amiga mía cómo acabar haciendo de una foto en blanco y negro una joya en color. Pero, no he terminado. Espera por favor.

Colorized1Foto tratada y coloreada, con efecto protrait.

Este proceso se repetirá con cada elemento (acuérdate, capas capas y capas) que deseemos colorear. Una vez que tengamos todos los elementos coloreados y con un buen ajuste de la opacidad y relleno de las capas) según nuestro particular deseo o criterio podemos afinar la foto de dos formas: un tipo Portrait (retratos) o en su defecto afinando el grano y jugando con el enfoque.
Te comento por encima los resultados de un portrait, bien hecho como proceso digital: Nos da una piel aterciopelada, sin defectos, sin grano de emulsión o de ruido (digital). Es lo típico de las revistas de moda donde ves pieles “imposibles”. Depende la intensidad de uso nos da una imagen aterciopleada, glamourosa o plastificada. Resumiendo cuasi artificial pero bella. Si te gusta, úsalo.

Colorized3Foto tratada y coloreada, con efecto portrait en clave alta (High Key).

Como hacer Portrait, bien con plugins (Photoshop/Gimp) o en manual desenfocando y subiendo luces, o tocando tonos. Busca la manera más cómoda. Seguro que algún tutorial encontrarás en la Red.
La otra opción es dejar más naturalidad y desenfocar partes donde notemos defectos bien por una mala exposición fotográfica, o por un exceso de enfoque plano (toda la foto está excesivamente enfocada, perdiendo realismo con la profundidad de campo). También puedes hacer efectos en clave alta aunque pierdas color. Cada foto es un mundo, así que mi consejo es lo mismo de antes: práctica.
El caso contrario, el desenfoque. Eso para mi sí que es un verdadero problema. ¿Me arriesgo y sintetizo como buen pintor pixel a pixel? Tableta gráfica a mano. O intento enfocar por zonas a riesgo de crear grano (ruido digital). Te soy sincero, dependerá de la foto pero opino que es mejor colorearlo y dejarlo desenfocado. Dejarás una foto más real, más “auténtica”.
Ya hemos llegado al final de esta pequeña introducción. Si he conseguido despertar en ti amigo/amiga la curiosidad o practicar con alguna foto, me sentiré contento. Y si te puedo ayudar, coméntamelo y quizás juntos consigamos lo que a veces en nuestra ceguera particular no vemos a solas.