Chiquita en la playa

Tiempo hace desde que me regalaron como triste despedida esta pequeña obra, tanto tiempo que ni me acuerdo de la fecha exacta. Más de veinte años o quizás más de treinta. La encontré guardada como un tesoro entre las páginas de un libro, un regalo celosamente guardado. Me gusta la fotografía y el arte, y como soy adicto a la melancolía o bien son los recuerdos que como espectros del pasado me persiguen, he digitalizado dicho dibujo para que el tiempo no haga su trabajo destructivo. Su autora escribió en el reverso entre otras cosas: Una “chiquita” en la playa.