Estas son mis viejas cámaras. La primera cámara de fotos que me regalaron con siete años fue una Kodak Instamatic 25. Hacía fotos cuadradas y era de enfoque fijo. El carrete de fotos era de 35mm. embutido en un cartucho cuyas fotos eran en formato cuadrado. Mi primera ilusión a los siete años. Esta cámara aún la conservo en mi haber.

Kodak Instamatic 25

La segunda cámara que me regaló mi padre fue una Werlisa Color. Una cámara muy simple y sencilla de 35mm. con la cual aprendí el enfoque y los diafragmas, no era reflex ni tenía ni fotómetro ni indicador de enfoque. Debía de hacer todo a “ojímetro“. Con ella saqué mis primeras excursiones por el monte. Aún la conservo.

Werlisa Color

La siguiente, ya en la juventud, fue una más pesada. Una reflex rusa: la pesada Zenit-E que la compré de segunda mano a un marinero con el poco diner que disponía. Tenía un fotómetro de aguja en el visor. Algo era ¿No…? Después de dos cámaras muy simples, hoy en día casi de juguete. Fue una cámara pesada y muy sólida. Esta no la conservo, la vendí en su día para poder comprar la siguiente.

Zenit E

Llegaron los años 80′ y fui a Alemania, allí con mi primer dinerillo compré una cámara Cosina CT20, que incorporaba fotómetro digital y tenía dos modalidades: velocidad automática y manual. Fue la primera vez que vi leds en una cámara de fotos. La Cosina CT20 era una cámara sencilla entre las reflex de la época y una marca en un rango medio del mercado. era lo que había dentro de lo que se podía. Tan solo la tuve con su objetivo estandar con bayoneta K. Esta cámara la guardo en mi colección particular.

Cosina CT20

Después que mi Cosina se quedase “corta” y deseara mejor cámara me dió “la fiebre” del automatismo y busqué una reflex en una relación precio-calidad que me aportara esa inquietud fotográfica. Compré una Pentax P30t, con la cual disfruté mucho haciendo diapositivas. No invertí en ella nada, tan solo la tuve con su objetivo estandar.

Pentax P30T

Nikon. Ese fue mi salto a las grandes marcas de la fotografía. Vendí la Pentax P30t y me compré una Nikon F70. Una maquina reflex de 35mm. de nivel aficionado medio, y con ella compré varios objetivos Sigma. Tengo un buen recuerdo de ésta cámara y creo que fue la que catalizó mi afición por la fotografía.

Nikon F70

Ya con la aparición de la fotografía digital, la vendí para comprarme una nueva cámara de la marca Olympus. La primera reflex sin pentaprisma y con cuerpo de magnesio digital, la Olympus E300.

Los tiempos avanzan y la tecnología más. Compro una segunda cámara de la marca Olympus. La Olympus E620, no era la mejor cámara pero me permitía hacer mejores cosas que con la E300. Destiné la E300 para macro y la E620 para lo demás.

Olympus-E620