En muchas ocasiones miramos a productos recientes, olvidando que en el pasado también se hacían cosas buenas. Un caso es del objetivo que voy a comentar: el Nikon 75-300mm f/4.5-5.6

Nikkor 75-300

No voy a comentar una review ni algo por el estilo, en Internet hay varias y muy buenas. Relato mi toma de contacto con este polivalente objetivo. No es un pata negra, ni luminoso, ni tiene estabilizador. Pero es un gran objetivo, con lentes que hoy en día no se fabrican en modelos medios ¡Créeme!
El Nikkor 75-300 tiene una estructura de metal y no es de policarbonato u otros plásticos, cosa para mi de agradecer aunque me penalice en peso. En concreto me decidí a comprar este objetivo, de segunda mano y en muy buen estado, en vez de ir al nuevo Nikkor 70-300mm f/4-5.6D ED con estabilizador, por su calidad en construcción. Y es que yo no soy muy amigo de los estabilizadores. Un día os contaré el porqué.
Lo que me llama la atención no es su luminosidad, no ¡Es que no la tiene! Es su limpieza en la lente, su claridad y nitidez. La gama cromática que da ¡Es genial! Supera a un objetivo “pata negra” de Olympus que tuve, un tele fijo Zuiko OM 300 mm que tuve, en mi modesta opinión.
El zoom es curioso, pues no es de giro, sino estilo bayoneta, a la antigua usanza. Al principio me costó hacerme a el, pero ahora es muy cómodo si necesitas rapidez.
No es un objetivo para vacaciones, como dije anteriormente  es pesado (850 gr). No lo recomiendo para centros cerrados, poco luminosos y menos atardeceres o conciertos, francamente no. Es un objetivo ideal para el monte con un día soleado, jugando con el ISO de la cámara, seguro que si te haces con él, te dará más de una grata sorpresa.
El Nikon 75-300 mm f/4.5-5.6 se comenzó a fabricar en el año 1989 (cuando aún se hacían objetivos sin plásticos), y el último año de comercialización fue en el 1999. Lo cual le da cierta solera. No he visto mucha documentación por internet al ser un objetivo destinado más a un público amateur exigente que a un profesional. Pero atención, que esto no nos lleve a confusión. Siempre digo que las buenas fotos las hace el fotógrafo, no la cámara ni el objetivo. Sino recordemos los grandes fotógrafos cuando las cámaras eran de focal fija, fuelle y con mecanismos toscos y parcos.
Si tienes Nikon y aunque tengas objetivos de gama alta, hazte con este “viejo trabuco”, te funcionará el enfoque automático y controlarás con el automatismo de la cámara todas sus funciones, y además si quieres manual… ya sabes. Practica fotografía de campo.
Tabla de especificaciones:

 

Lentes, cristales 13 Elementos en 11 grupos.
Enfoque Desde 1.2 m al infinito.
Diámetro rosca Filtros de 62mm Parasol HN-24 de metal a rosca
Zoom Tipo Push-pull
Anillo trípode anclado fijo en el cuerpo del objetivo, no se puede quitar
Diafragma Cuenta con un gran diafragma de nueve palas
y llega hasta f/32 en 75mm y f/40 en 300mm
<Material Todo el mecanismo interior de metal, lentes no plásticas.
Mejor calidad y más peso
Peso 850 gr / 30 Oz
Aquí tienes una buena review en inglés, espero que esto te anime a comprar un objetivo como el mío. Te lo recomiendo y si sabes buscar bien, lo puedes pillar hoy en día a un precio de ganga. ¡Suerte!
http://www.kenrockwell.com/nikon/75300.htm
Un detalle del despiece de este objetivo que encontré por internet: