Ética en fotografía ¿Todo es válido?

Karlos, buen amigo y muy buen fotógrafo me envió un vídeo por correo, una vez visto te queda una sensación agridulce y, una especie de touchè a la moral o a la ética de cualquier fotógrafo bien amateur o profesional.

¿Es válido todo con tal de conseguir una buena toma? En éste vídeo sobre la fotografía de reportaje bélico vemos como en algunas ocasiones prima más una buena toma con impasibilidad e injusticia, que la justicia. ¿A qué “precio” sale la foto? Dónde está la ética en fotografía
Comenté esto con Karlos, y él me contó de cómo en julio de 1994 a los 33 años el fotógrafo Kevin Carter, autor de la famosa foto de la niña sudanesa moribunda junto al buitre, se suicidó.  Posiblemente Kevin Carter no pudo soportar la visión de tanta inmundicia o bien no soportó la presión de la sociedad, entre todo ello aquella fotografía premiada con el Pulitzer en la Columbia University: “la niña sudanesa moribunda junto al buitre“.

Kevin Carter - Niña Buitre Sudan

No es de extrañar, ya solo ver este vídeo nos pone los pelos en punta y queda una pregunta en el pensamiento: ¿Quién tiene mayor culpa, quienes envían a los fotógrafos a sacar las “mejores” fotos al precio que sea o los propios fotógrafos?
En la fotografía de naturaleza esto también puede ocurrir, animales y otras especies se “prestan” en muchas ocasiones a trucos o situaciones forzadas para conseguir buenas tomas: cebos vivos y otras técnicas varias que si analizamos bien son tan brutales como la escena que se recrea en el vídeo.
Yo soy partidario siempre de sacar tomas dentro del entorno natural y en base a la fauna y flora endémica de la zona, sin alterar ni forzar situaciones. Para mi es mucho más difícil encontrar buenas situaciones y buenas fotografías. Esas tomas en libertad y en el respeto por la vida y en pro por el ecosistema son realmente maravillosas y no quitan el sueño. Felices sueños y felices fotos.